miércoles, 31 de agosto de 2011

Oh-oh…

2 comentarios:

Dani Majà dijo...

¡Qué putada! Menos mal que siempre nos quedará el ordenador...

Juan Bernardo Muñoz Serrano dijo...

Esta vez tuvo una solución artesanal, pero no veas que cara se me quedó cuando vi caer el tintero. Vi pasar mi vida a cámara lenta…